jueves, 6 de septiembre de 2012

Las bicicletas del mañana

Andar en bicicleta es algo universal. Todo el mundo (o casi) lo sabe hacer. No he conocido a nadie que no sepa. Unos tardaron más que otros pero todos llegaron a cumplir el objetivo.

Sin duda, es algo que mola. Y eso que hace demasiado que no monto. Pero cuando lo hago es como volver atrás. Se produce una especie de conexión entre los 80’s y el 2012. La sensación de velocidad en la cara, levantar rueda o derrapar es impagable.

Hay pocas cosas que me devuelvan tan rápido a esas largas tardes de julio con Pablo. Él con su BH azul y yo con una heredada. Lo importante no es la marca de la bici sino poder tenerla. Es un lujo, probablemente el primer paso hacia la independencia de tus padres. Compartir caídas, pinchazos, adelantamientos imposibles rozando el seto. Escapar del cabreo de Quimeta y Josep.

Enseñar a tu hijo a ir en bici es como devolver algo que te habían dejado prestado hace muchos años. No es tarea fácil pero es muy agradecida. Es bajar un escalón en esa relación “padre-hijo” y estar al mismo nivel. Ves que te quiere adelantar, te quiere superar y lo mejor de todo es que sabes que no tardará mucho en hacerlo.

13 comentarios:

  1. Agree al 100 %. por cierto he de pasaros la silla de María, ya no la necesitamos.

    ResponderEliminar
  2. Precioso, jo que tiernos estáis los blogueros últimamente.
    Me encanta ese imagen de ver a los padres cuando le quitan los ruedines a los hijos y les cogen la bici un rato por detrás mientras corren al lado para darles algo de seguridad antes de dejarles ir solos. ayss! que bonito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si tiernos o no, en mi caso ando algo falto de ideas la verdad!

      Eliminar
  3. Ohhhhhhhh, me encanta :-) A mí también me enseñó mi padre, el mismo día que a él le enseñó mi madre (verdad verdadera). Fue un día memorable :-)))
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En un día aprendió y te enseñó? Vaya crack ;)

      Eliminar
  4. Joder pues yo no sé montar en bici! :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ohma, bienvenida! Pues nunca es tarde,...vale mucho la pena.

      Eliminar
  5. Llevar a tus hija en bici al cole… os lo recomiendo!

    :)

    ResponderEliminar
  6. Yo aprendí sola a baste de caídas, muchas y variopintas. A ver si algún día puedo enseñar a un hijo mío y se cae menos.

    ResponderEliminar
  7. A que es bonito enseñar a tu hijo a montar en bici? es de las mejores cosas que hay. Yo en eso soy un padrazo, la tuve que enseñar yo. Como a mi me costó bastante, con mi hija fui muy despacio, esperando a que perdiera el miedo, pero cuando se soltó, fue cuestión de 10 minutos!

    ResponderEliminar